sábado, 31 de julio de 2010

Post Mortem XVII



Fotografía de un niño uruguayo en su ataúd en la sala velatoria. No tengo mucha información acerca de ella, quizás sea de los años veinte o un poco anterior. Lo cierto es que de ser así, resulta bastante tardía ya que para esos años la costumbre de fotografiar a los muertos ya estaba en decadencia...

1 comentario:

Parlanchín dijo...

Esta fotografía es terrible, se ve a la muerte de forma descarnada aunque el aspecto de serenidad del niño la suaviza un poco. Es de las que más me ha impresionado.