jueves, 11 de noviembre de 2010

Post Mortem XX

Esta fotografía de la época victoriana es una verdadera obra de arte. El niño parece un ángel adormecido frente a su imágen espejada en el lago de la eternidad...

2 comentarios:

Marina Sicora dijo...

Pobrecito, de verdad parece un angel.

Mr. Dupin dijo...

Es una foto fuerte, la semidesnudez la hace más dramática.