jueves, 28 de agosto de 2014

Homicidio de cinco niños por un niño de doce años



Se lee en la Gaceta de Silesia: Escriben de Bolkenham, el 20 de octubre de 1867 que acaba de cometerse un crímen espantoso por un joven de 12 años. El domingo último, los tres hijos de Mr. Hubner, clavero, y otros dos de Mr. Fritche, zapatero, jugaban juntos en casa de este último. El joven H..., conocido por su mal carácter, se les reúne y les persuade a entrar en un cofre que estaba en una casilla al extremo de la casa, y que le servía al zapatero para transportar sus mercaderías a la feria. Los cinco niños apenas caben en la caja, pero se oprimen en ella, y se ponen unos sobre otros riendo.

Así que estuvieron todos dentro, el monstruo cierra el cofre, se sienta encima, y se queda tres cuartos de hora escuchando sus gritos primero, y después sus gemidos. Por fin cuando el estertor de agonía cesó, y él los creyó muertos, abre el cofre: los niños aún respiraban; vuelve a cerrarlo con el cerrojo y vase a jugar a la cometa. Pero saliendo del jardín fue visto por una niña.

Fácil es comprender la ansiedad de los padres cuando se apercibieron de la desaparición de los niños,  de desesperación cuando después de prolijas investigaciones, los encontraron en el cofre. Uno de los niños vivía aún, pero no tardó en expirar.. Denunciado el joven H..., por la niñita que le había visto salir de la casilla, confesó su crímen con la mayor sangre fría, y sin manifestar ningún arrepentimiento. Las cinco víctimas, un niño y cuatro niñas de 4 a 9 años han sido enterradas juntas hoy.

De la "Revista Espiritista; periódico de estudios psicológicos". Año I; N° 4; Montevideo, setiembre de 1872.

No hay comentarios: