sábado, 8 de agosto de 2015

Post Mortem LXXXV


En esta ocasión, les presento una fotografía bastante grotesca del cadáver de una mujer que presenta claras señales de putrefacción, como si hubiesen esperado varios días antes de retratarla. Sin embargo, no puedo dejar de decir que la foto me genera algunas dudas acerca de su veracidad. Ya sabemos que las técnicas de retoque fotográfico hacen maravillas en nuestra era digital y acaso este pudiese ser un buen ejemplo de ello. Todo puede ser. ¿Ustedes que opinan?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esas pupilas están más que vivas, no son de un cadáver