sábado, 25 de marzo de 2017

Vitya y las palomas de la libertad

 

 
El 28 de noviembre de 1941, durante la invasión a Rostov, los alemanes fusilaron al adolescente Vitya Cherevichkin cuando tenía 16 años porque escondía palomas en su casa. Los nazis habían prohibido a la población civil que criara esas aves por temor a que las emplearan para comunicarse. Luego de la guerra, Vitya fue nombrado "Héroe de la Unión Soviética" y un monumento lo recuerda en su ciudad natal.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Otro interesante montaje propagandístico judeo-soviético, como otros cientos de miles... Ya que tanto le interesa el reino de Tanatos ¿las fotografías de las fosas de Katyn no resultan atrayentes, o son "políticamente incorrectas"...?
Ésta y otras "fotografías" que probarían las "atrocidades" germanas he aprendido a no valorarlas nada; han arruinado mi juventud, la cual fue ahogada en un rencor inconciliable contra un pueblo que, a la postre y después de 44 años de investigaciones históricas, resulta que no fue otra cosa que víctima de sus poderosísimos enemigos comunistas, judíos y masones. Así es la vida.
Antonio Porlier y Arlés