jueves, 3 de marzo de 2011

Post Mortem XXIX


En este caso, quien a pasado ha mejor vida no es un ser humano sino que se trata de un perro. Seguramente el jugaba a diario y era la alegría de los niños que aparecen restratados junto a él, a modo de último homenaje a un fiel amigo que se fue para siempre...

3 comentarios:

Antonio dijo...

Magnífico blog, lo sigo de siempre aunque es la primera vez que comento. Mis amigos también lo aprecian mucho. Sigue así!

Parlanchín dijo...

Gracias por tu comentario y me alegra mucho que te guste este pequeño blog. ¡Saludos! 8)

Anónimo dijo...

Tengo entendido que la niña de la izquierda murió poco después de realizarse esta fotografía