miércoles, 17 de julio de 2013

“¿Embalsamar o ser embalsamado?”


La limpieza del cadáver es el primer paso en el procedimiento de embalsamamiento.


Para aplicar el formol buscan una arteria para realizar la transfusión. Esto para conservar en mejor estado al cadáver.



El siguiente paso es drenar todo el cuerpo, con una máquina llamada Hidroaspiradora.

 
Al drenar el cuerpo, se extraen todos los líquidos. En su mayoría sangre.


En el momento en que drenan, se debe tener cuidado ya que el tubo se llega a tapar, y se derraman los líquidos del cuerpo.



El cuerpo lleva 8 horas de haber muerto por un infarto al corazón.



En la mujer de casi 80 años se nota ya la descomposición del cuerpo, poniéndose duro y llenándose de hematomas.



Llegando a los últimos pasos de embalsame, se tapan con algodón todos los orificios del cuerpo.


Al tapar los orificios del cadáver se evita que se derrame el formol, y algunos líquidos que pudieron haber quedado dentro del cuerpo.



El cuerpo es vestido y maquillado con lo que mandan los parientes, o según la petición del difunto.

Fotorreportaje presentado por la periodista mexicana Rebeca Fabiola Lopez Lozano, 2010.    

1 comentario:

Nesseah dijo...

En España no se hace nada de eso; las normas son mucho más laxas y apenas hay que taponar el cuerpo y meterlo en un cámara fría.